More

    Cómo usar un cubo de caldo para condimentar 5 comidas reconfortantes que no son sopa

    -

    Puede agregar sabor en segundos a platos como tacos de carnitas con cubitos de caldo. Crédito de la imagen: DronG / iStock / GettyImages

    Si experimenta fatiga al cocinar, probablemente esté buscando nuevas formas de preparar y condimentar sus alimentos sin mucho tiempo, trabajo o dinero extra. Una de las estrategias más simples (y más baratas) para amplificar la delicia de un plato que quizás esté pasando por alto: los cubos de caldo.

    Estos cubos y polvos llenos de sabor suelen estar hechos de alguna combinación de verduras deshidratadas, caldo de carne, grasa, MSG (más sobre esto más adelante), sal y condimentos. Básicamente, brindan todo el sabor que necesita en un cubo compacto.

    Eso es lo que los hace tan convenientes, dice Isabel Smith, RD, a morefit.eu. «Los cubos de caldo pueden ser increíblemente útiles para agregar sabor a las recetas sin tener que preparar todos los ingredientes usted mismo», lo que termina siendo un gran ahorro de tiempo, dice Smith.

    ¿Está comiendo demasiada sal?

    Realice un seguimiento de sus nutrientes diarios al registrar sus comidas en la aplicación MyPlate. ¡Descárguelo ahora para perfeccionar su dieta hoy!

    Si bien estos cubos para cocinar son más conocidos por condimentar sopas, guisos y salsas, pueden ser un truco bajo la manga para condimentar carnes, verduras y granos o también para hacer adobos.

    Antes de comprar caldo, tenga en cuenta que no todos los cubos de sabor se preparan por igual. Muchos productos están llenos de ingredientes no saludables, dice Smith. Lo ideal es buscar marcas con ingredientes totalmente naturales, sin sabores ni aditivos artificiales y con menos sal.

    Ingredientes a evitar

    • MSG: el glutamato monosódico (MSG) es una sal que se utiliza como aditivo alimentario y potenciador del sabor. Si bien la Administración de Alimentos y Medicamentos ha clasificado al MSG como un ingrediente que «generalmente se reconoce como seguro», algunas personas han informado reacciones negativas a corto plazo a los alimentos que contienen MSG, como dolor de cabeza y náuseas. Los ingredientes como la proteína de soja hidrolizada y los «aromatizantes naturales» generalmente contienen MSG, dice Smith.
    • Aceite de palma: el aceite de palma tiene un alto contenido de grasas saturadas, lo que puede contribuir a aumentar el colesterol LDL «malo» y los triglicéridos y puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca, según Harvard Health Publishing.
    • Azúcares añadidos y artificiales: algunas marcas introducen a escondidas ingredientes azucarados en sus cubos de caldo. Los sólidos de jarabe de maíz deben evitarse, dice Smith.
    • Gluten: si tiene enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten, asegúrese de verificar los ingredientes, dice Smith.
    Leer también  ¿Se puede cocer el arroz microondable sin el microondas?

    Marcas de caldo más saludables para probar

    Si tiene problemas para encontrar el tipo correcto de caldo, estos son algunos de nuestros favoritos que puede pedir en línea:

    • Caldo Umami Dark Horse ($ 20, Dark Horse Organic)
    • Base de caldo seco Simple Girl ($ 11.47, Amazon)
    • Cubos de sopa de caldo propios de Oma ($ 35.75 por 12, Amazon)

    ¿Listo para ponerte tu caldo? Estas cinco recetas creativas y convenientes le darán a sus comidas una explosión de sabor a caldo, sin sopa involucrada.

    1. Pasta de carne y queso en olla de cocción lenta

    Visita la página Esta pasta de cocción lenta debe sus sabores profundos y carnosos al caldo. Crédito de la imagen: The Cooking Jar

    Si nunca ha intentado hacer una pasta con mucha carne en una olla de cocción lenta, este delicioso plato es su oportunidad perfecta. Horas de cocción lenta dan como resultado sabores más ricos y profundos.

    Una pizca de azúcar en la salsa aporta una dulzura suave para equilibrar la acidez agria de los tomates, mientras que los cubos de caldo y la salsa Worcestershire brindan un sabor más carnoso. Para asegurar una pasta al dente impecable, evite tirar los fideos en la olla de cocción lenta demasiado pronto.

    Obtén información nutricional y la receta de pasta con carne y queso en olla de cocción lenta en The Cooking Jar.

    2. Mini empanadas de pastor

    Visita la página Estas mini tartas de pastor proporcionan porciones en porciones perfectas.Crédito de imagen: The Cooking Jar

    Nada dice comida reconfortante como el pastel de pastor, y esta mini versión, perfectamente dividida en una lata de muffins, no decepciona. Puré de papas con queso cheddar y carne molida jugosa con sabor a caldo cubren una corteza de pastel escamosa que se derretirá en la boca. ¿Tienes poco tiempo? Use verduras congeladas y puré de papas prefabricado y masa para pastel.

    Leer también  Calorías en Manuka Honey

    Obtén información nutricional y la receta de Mini Shepherd’s Pot Pies en The Cooking Jar.

    3. Laberinto de ramen de verduras

    Visita la página Este plato de ramen de verduras se apoya en cubos de caldo para darle un gran sabor.

    Perfecto para almuerzos de día, esta sabrosa versión de laberintos, una variación del ramen sin sopa, solo toma 10 minutos de tiempo de preparación. Con brócoli, zanahorias, champiñones y maíz enano, estos sabrosos fideos proporcionan una tonelada de textura y un bonito toque de color, sin mencionar una variedad de vitaminas y minerales.

    Para hacer una comida completamente vegana, cambie el cubo de caldo de pollo por uno vegetariano.

    Obtén la receta de Vegetable Ramen Mazemen en The Cooking Jar.

    4. Rollitos de lasaña

    Visita la página Estos rollitos de lasaña tienen un doble relleno de carne molida y salchicha italiana. Crédito de la imagen: The Cooking Jar

    Rellenos de carne molida y salchicha italiana y condimentados con caldo de res, estos rollitos de lasaña son un paraíso para los amantes de la carne con control de porciones incorporado. Además, contienen una plétora de quesos, desde ricotta cremosa hasta mozzarella fresca y parmesano picante para obtener capas deliciosas de bondad pegajosa.

    Si bien esta lasaña requiere un poco de tiempo y preparación, vale la pena. La receta rinde 12 rollos individuales, lo que significa que tendrá montones de fideos durante días.

    Obtén la receta de los rollitos de lasaña e información nutricional en The Cooking Jar.

    5. Carnitas de pavo sobrantes

    Las carnitas de pavo son una forma creativa de revivir las sobras de la noche anterior. Crédito de la imagen: Bake It With Love

    Leer también  Las únicas 4 técnicas que necesita saber para cocinar todas las verduras

    ¿Tienes sobras de pavo? Estos sencillos tacos de carnitas al estilo callejero son una excelente manera de reutilizar la cena de anoche. Una combinación compleja de sabores, desde naranjas dulces hasta caldos salados y canela tibia, transformará sus sobras de pavo (o incluso un pollo rostizado previamente asado) en una comida completamente nueva y deliciosa. Cubra con pico de gallo fresco.

    Obtén la receta de Carnitas de pavo sobrante e información nutricional en Bake It With Love.